Preguntas Frecuentes

1. ¿Cómo la contaminación de las aguas afecta a las comunidades de Guatemala y El Salvador?

Es importante dejar claro que la contaminación del agua en la zona de influencia del proyecto Cerro Blanco no es resultado de la actividad minera. Por el contrario, tiene que ver con las características naturales del subsuelo de la zona y el hecho de que en la región los asentamientos poblacionales y las distintas actividades que se desarrollan en la cotidianidad, depositan sus desechos directamente en los ríos y quebradas. Al no existir plantas que puedan tratar estos residuos, los ríos terminan arrastrando la contaminación hacia las cuencas medias y bajas de los afluentes.

En Elevar contamos con una planta de tratamiento de agua por donde pasa el líquido antes de descargarlo en la quebrada El Tempisque, cumpliendo con todas las regulaciones nacionales, permitiendo la supervivencia de la vida acuática y para que pueda ser consumida de forma segura por los animales. Además, la calidad del agua que descargamos es monitoreada permanentemente con el acompañamiento de las comunidades locales y por la autoridad ambiental de Guatemala.

2. Teniendo en cuenta que la minería de superficie puede generar graves daños en el paisaje, el suelo, la vegetación y la fauna, ¿qué medidas adoptarán para mitigar el impacto del Proyecto en el ecosistema?

No es verdad que el desarrollo de un proyecto de minería de superficie cause graves daños al ecosistema de la zona.
Por el contrario, como cualquier otra actividad humana, este tipo de minería genera un impacto ambiental que, gracias a nuestro conocimiento experto y altos estándares de operación, puede ser mitigado, administrado y compensado para proteger el ambiente. En el proyecto Cerro Blanco contamos con un modelo avanzado de gestión de relaves en seco, que nos permitirá disponer del material no aprovechable de forma segura por medio de la instalación de pilas secas. Esta es una configuración que aprovecha las últimas tecnologías disponibles en la industria y nos pone a la vanguardia de las buenas prácticas de sostenibilidad que se están adoptando en el mundo.

Además, estamos desarrollando y aplicando un plan de rescate de flora y fauna locales que se ejecuta a través de la conformación de dos zonas de conservación dentro de los límites del proyecto. Realizamos un monitoreo constante que nos ha llevado a identificar 81 especies que harán parte de nuestro plan de conservación de biodiversidad, a través de actividades de reforestación y reubicación en la zona.

3. ¿Adoptarán una política de comunicación abierta sobre las actividades de Elevar con todas las partes involucradas para lograr la transparencia en el desempeño socioambiental de la empresa?

Nuestros valores, políticas y prácticas corporativas fundamentales promueven la rendición de cuentas en beneficio de todos los actores sociales, a través del proceso de divulgación pública de nuestros informes y de la totalidad de nuestros comunicados en forma justa, precisa, oportuna y transparente. Del mismo modo, ejecutamos iniciativas de socialización de la operación con comunidades locales, autoridades y otras personas interesadas para que, a través de ejercicios de visita pueden conocer de primera mano el proyecto.

Además, en Elevar nos sentimos orgullosos de ser parte de la Iniciativa para la Transparencia de las Industrias Extractivas (EITI), a través de nuestras contribuciones a la Fundación Lundin. Por medio de esta, asumimos el compromiso de presentación anual de informes de transparencia sobre todos los impuestos, regalías y otros pagos gubernamentales a través de EITI Guatemala, así como el estricto cumplimento de nuestras obligaciones de presentación de informes al Gobierno de Canadá en el marco de la Ley de Medidas de Transparencia del Sector Extractivo.

4. Tras el comunicado del Gobierno de Honduras donde se declara a todo el territorio libre de minería de superficie, ¿han decidido tomar nuevas medidas para proteger aún más los recursos naturales, la salud pública y el acceso al agua? ¿Cómo están manejando este tema con el gobierno de Guatemala?

Somos respetuosos de las decisiones que se tomen en otros países, pero confiamos en que Guatemala continuará abriendo sus puertas a proyectos como el nuestro, que ha sustentado su viabilidad e impacto positivo para el desarrollo de la Nación bajo los más estrictos parámetros ambientales. Nuestro objetivo es convertirnos en un socio estratégico del país bajo buscando generar valor compartido para todos. Por eso somos una carta abierta para que las autoridades puedan conocer y medir el beneficio de este proyecto para la Nación y su gente.

5. ¿Cómo se verán beneficiadas las comunidades guatemaltecas por este proyecto?

En primer lugar, estamos comprometidos con la formación y el desarrollo de la mano de obra local para que, en el futuro próximo, pueda postular a las oportunidades laborales que se asocian con el desarrollo del proyecto Cerro Blanco. De la mano con el Instituto Técnico de Capacitación y Productividad (INTECAP), ofrecemos capacitación técnica y vocacional, apoyados por instituciones educativas locales, a los habitantes de las comunidades de las zonas de influencia del proyecto. Esta iniciativa ha demostrado tasas de matriculación muy elevadas dentro de las comunidades del entorno del proyecto, y esperamos que la primera promoción de graduados obtenga su diploma en el primer trimestre de 2022.

En segundo lugar, contamos con un programa de fortalecimiento de las capacidades locales, conocido como NEXO, para promover que las necesidades de bienes y servicios propias de una operación minera puedan ser abastecidas a través de la oferta local de empresas guatemaltecas, fortaleciendo así la economía local y desarrollando un escenario de economía circular alrededor del Proyecto.

Además, reconociendo que no es posible que el 100% de la comunidad pueda incorporarse laboralmente a nuestro proyecto, también venimos adelantando iniciativas de formación y acompañamiento en áreas que impulsen el emprendimiento y la economía familiar en nuestra zona de influencia. También ejecutamos programas de formación para adultos enmarcados en el Programa Nacional de Educación Alternativa (PRONEA), dirigidos a mejorar los niveles de alfabetización en la zona para cumplir con los requisitos de acceso a los programas de profesionalización que se ofrecen en Guatemala.

6. ¿Tienen pensado llevar a cabo un proceso de restauración ecológica con el fin de recuperar el entorno y el ecosistema tras la actividad minera?

En este momento estamos diseñando un plan de cierre que construya sobre el plan conceptual que se tenía para la licencia anterior. Aunque este plan debe ser enviado 3 años antes del cierre de la operación para validación con las autoridades competentes; ya estamos avanzando en procesos de rescate y recuperación de especies nativas para saber cuáles serán las mejores opciones para devolver los ecosistemas a condiciones similares, o incluso mejores, a las que se encontraban.

7. ¿Se verán afectadas por la contaminación las comunidades próximas a Guatemala? Por ejemplo, El Salvador u Honduras.

El reporte de impacto que desarrollamos como parte del proceso para la obtención de la licencia de operación del proyecto en Guatemala, nos permite afirmar que la operación de Cerro Blanco no generará impacto para los países vecinos de El Salvador y Honduras. Como empresa, nuestro compromiso irrestricto con el cuidado del ambiente, especialmente del agua, no tiene límites geográficos, por lo que nuestro propósito de desarrollar una minería responsable que mitigue, disminuya y administre adecuadamente los riesgos ambientales en la zona de influencia del proyecto protegerá por igual a las poblaciones asentadas en Guatemala, El Salvador y Honduras.

La operación de la planta de tratamiento de aguas residuales y la configuración de disposición de relaves en seco, dentro de los límites de nuestra operación, garantiza un adecuado manejo ambiental directamente en la fuente que evita impactos y riesgos para las comunidades asentadas en las zonas aledañas a la mina de Cerro Blanco.

8. Según el estudio de factibilidad, el proyecto Cerro Blanco es altamente rentable, con una estimación del precio del oro rondando los USD $1600 por onza. Pero, ¿qué pasaría si este precio baja a USD $1200 como ocurrió en 2019? ¿Seguiría siendo rentable el proyecto?

Como en cualquier otro proyecto minero, el estudio de factibilidad del Proyecto Cerro Blanco se desarrolló tomando en cuenta la dinámica del mercado internacional del oro, y la estimación de diversos escenarios durante el periodo de explotación de la mina. Los resultados de este estudio indican que el proyecto es rentable, con márgenes menores, desde valores muy por debajo de una cotización de USD $1600 por onza.

Además, debemos resaltar que las actuales tendencias del mercado y las características de alta concentración del mineral en el proyecto Cerro Blanco, hacen de esta mina una inversión de gran viabilidad y alto potencial de retorno operativo de la inversión. Es un proyecto con el que estamos listos para avanzar de la mano de las comunidades y autoridades locales.

9. ¿Cómo lograrán un rápido periodo de retorno operativo de inversión de 2,2 años, para recuperar el capital inicial?

Los estudios exploratorios del proyecto Cerro Blanco demostraron que esta es una mina con un alto grado de concentración de mineral a poca profundidad, lo que implica un estimado de concentración de 2,5 gramos por tonelada removida durante los primeros 4 años del proyecto, y de 1.64 gramos durante el resto de la operación. Por estas condiciones estimamos que el proyecto es capaz de proveer una extracción de más de 290 mil onzas de oro anuales, lo que garantiza una rápida recuperación del flujo de caja destinado a la inversión inicial y una importante suma a través de regalías e impuestos para todos los guatemaltecos.

10. ¿Por qué ustedes van a llevar a cabo un proceso de minería de superficie en vez de un proceso subterráneo? ¿Supondría más riesgos para las comunidades y el medio ambiente?

Desde que adquirimos el Proyecto en 2017, hemos desarrollado actividades de exploración y estudios a profundidad que, sumados a la información ya disponible de la operación que se venía desarrollando, llevaron a la decisión estratégica de optar por la modalidad de minería de superficie. Ese cambio se sustenta en la seguridad y sostenibilidad, pues representa un incremento en la capacidad de la mina, lo que redunda en beneficios para todos, desde mayores oportunidades en materia de generación de empleo local, hasta la dinamización de la economía del país a través de impuestos y regalías; así como un control más estricto en el manejo de residuos, fuentes hídricas y gestión de los ecosistemas.

A nivel de riesgos, el modelo operacional no implica una mayor incidencia de factores de impacto para las comunidades y el ambiente. Por el contrario, nos permite administrar y mitigar de mejor manera los impactos que se producen en un proceso de explotación minera. Esto teniendo en cuenta que las condiciones geológicas y geométricas de este depósito hacen más adecuado el desarrollo de un modelo de extracción de superficie.

11. ¿Cómo afectará el uso de químicos, como el cianuro, utilizados para extraer el oro a las aguas de los ríos?

No se verán afectadas. En los procesos de minería responsable, el uso de tecnología de punta nos permite reducir al máximo la necesidad de incorporación de químicos para el proceso de extracción de minerales, y la poca cantidad que es utilizada para un proceso de neutralización, garantiza que no es tóxica al momento de ser desechada desde nuestra planta de tratamiento de aguas residuales. El agua que descargamos en la quebrada El Tempisque cumple con todas las regulaciones nacionales, permite la supervivencia de la vida acuática y puede ser consumida de forma segura por los animales.

12. Teniendo en cuenta que este proyecto ya no pudo llegar a buen término anteriormente, ¿qué medidas o procesos distintos llevarán a cabo ustedes para lograr el éxito, a diferencia del resto?

Este proyecto fue descubierto en 1998 y desde entonces se han realizado muchas campañas de exploración por parte de diferentes actores. Este proceso ha aportado información sobre cómo debería desarrollarse adecuadamente, datos que, sumados a nuestra experiencia como Grupo en el desarrollo de proyectos de gran envergadura en más de 25 países, hoy nos permiten contar con un modelo viable, sostenible y responsable.